Té Negro

La popularidad del negro solo es comparable con la del café. Tanto es así que cuando la gente habla de té, en la cultura occidental, a menudo se refieren al té negro. Té dulce, té helado, té de la tarde … 

Esto contrasta con la cultura oriental, en países como China y Japón, donde el té generalmente se refiere al té verde. Entonces, ¿cuál es la diferencia entre el té negro y el té verde? ¿Y cómo se hizo tan popular el té negro en Occidente?

Esta sofisticada bebida elaborada a partir de la infusión de las hojas y brotes de una planta asiática de nombre “Camellia sinensis”, se ha convertido en un símbolo de cotidianidad alrededor de todo el mundo en cualquiera de sus variedades

Son muchas las ocasiones en la que se toma el té negro, desde la famosa hora del té o “tea time” de Reino unido, en occidente, hasta la tradicional ceremonia del té japonés con té matcha, en el Oriente. Sin duda alguna, hablar de es hablar de cultura y tradición en muchos lugares del mundo. 

Estos tés cosechados de manera industrial suelen ser de mayor astringencia y sabor más intenso, usualmente con este método también se acompaña el uso de los saquitos o bolsitas filtro que usan las grandes marcas de té para vender a gran escala.

Las tiendas de té especializadas se inclinan más a comprar té procesado de la manera ortodoxa para cumplir con cierto estándar de prestigio.

¿Qué es el té negro?

El té negro es de las variedades con más fama en todo occidente. Es la bebida clásica del desayuno de muchos europeos y uno de los que se producen en mayor cantidad en el mundo.

Para lograr esta variedad de té, las hojas de la planta atraviesan una etapa de completa oxidación. Este es el proceso característico que da como resultado ese color negro amarronado a las hebras de las hojas.

Esto lo diferencia del té verde, al cual las hojas no se dejan oxidar y el té oolong donde el proceso de oxidación si se da, pero de forma parcial. 

Dependiendo del origen geográfico de la cosecha, el procesamiento de la planta de té negro nos puede ofrecer desde delicadas notas florales, con leve gusto a frutos rojos o pasas, hasta robustas notas ahumadas a madera, cacao e incluso tabaco.

El nombre de esta variedad de té está basado más en el color de su hoja negra que en el color de la bebida en sí, el cual puede ir de ámbar más o menos rojizo a marrón pardo, siempre con un aroma intenso. 

Debido a que tiene mayor oxidación que otras variedades de tés, su contenido en teína y antioxidantes es un poco superior, lo que hace que esta bebida tenga un gran efecto energizante.

 

té earl grey

Té earl Grey

Otra forma de disfrutar de esta popular variedad de té es mediante el “blend tea”. Esto no es más que la mezcla de diferentes tés para producir un producto final. Un ejemplo popular de “black tea blend” es la mezcla hecha a partir de tés negros de diferentes regiones mezclados con extracto de bergamota.

Estos tipos de té (té negro earl grey) deben su fama al earl (en español “conde”) sir Charles Grey, primer ministro de Inglaterra. 

La leyenda cuenta que una de las tantas embarcaciones que viajaba desde China hasta Inglaterra, durante la travesía atravesó una fuerte tormenta. 

El barco estaba cargado de cajas de té chino negro y también de barriles de aceite de bergamota. El accidente hizo que algunos de esos barriles de aceite se rompieran y bañaran la mercancía de té.

Una vez en Inglaterra, luego de evaluar los daños, el earl no fue capaz de destruir la carga y por pura curiosidad decidió probar la mezcla accidental, quedando completamente encantado con el producto. Desde ese día, dice la leyenda, el té earl grey pasó a ser un clásico inglés.

Propiedades y Beneficios del té negro

Entre las muchas de las propiedades del té negro, podemos listar ciertos efectos beneficiosos para el cuerpo. Entre las más notables es la de ayudar a disminuir el colesterol en sangre, debido a ello es que lo podemos encontrar incluiído en muchos productos farmacéuticos.

La ingesta de té negro adelgaza, estimula el metabolismo y defiende de infecciones como la gripe gracias a que estimula el sistema inmunológico. Entre otros beneficios del té tenemos el de favorecer a la concentración y potenciar la memoria a largo y corto plazo.

Las propiedades más destacadas

  • Ayuda a reducir el colesterol en sangre
  • Reduce los niveles de azúcar en sangre
  • Es un relajante natural por lo que reduce el estrés
  • Colabora a realizar correctamente la digestión si se toma antes de cualquier comida
  • Mantiene a las arterias sanas por lo que puede colaborar a evitar enfermedades cardíacas
  • Fortalece el sistema inmunológico y colabora a combatir y prevenir infecciones
  • Previene caries y enfermedades bucales por su alto contenido en flúor
  • Actúa ayudando a regular la presión sanguínea.

¿Para qué es bueno?

Aparte de contribuir con el poder bajar de peso, el té negro, por a su alta cantidad de antioxidantes, también ayuda a prevenir el cáncer. Gracias a los flavonoides protege los vasos sanguíneos y por los taninos que posee ayuda también a disminuir la diarrea y a calmar los malestares gástricos. Junto con el verde, el té negro también ha demostrado ser efectivo para tratar la blefaritis.

Tipos de té Negro

Debido a que la demanda de té negro de buena calidad ha ido en aumento, muchos países alrededor del mundo hoy cultivan y procesan esta variedad de té. 

Sin embargo, los principales productores siguen siendo China, India y Sri Lanka. Este té oriental, cuando se exporta a occidente, toma el nombre de la región en donde fue cosechado y procesado. Algunos de los más populares son:

Té negro Ceilán

Proveniente de Sri Lanka, país conocido como Ceylon durante su época de colonia británica. Es posiblemente el más reconocido y clásico de la variedad de los tés negros.

Es de cuerpo elegante, un sabor astringente e intenso y con un aroma que recuerda a la madera y a la ciruela, pero con un leve toque cítrico. Se puede beber tanto caliente con un chorrito de leche o crema al gusto, o bien frio con una rodaja de limón o naranja para resaltar aún más su aroma cítrico.

Té negro Yunnan

Uno de los mejores exponentes de la región china de Yunnan es el Yunnan Black Gold Tea, traducido como té negro dorado de Yunnan. Es famoso, como su nombre lo indica, por sus brotes dorados.

Este té posee un sabor dulce que recuerda tenuemente al cacao y a la vainilla. Es una variedad un poco peculiar, ya que es negro pero a la vez muy poco astringente, definido pero suave. De un color marrón claro que recuerda a la miel.

Té negro Keemun

El té Keemun es un té chino de altísima calidad producido exclusivamente en la región china de Qimen, Huangshan.

Conocido por los locales como “Qimen Hongcha”, traducido como “té rojo de Qimen”, nombre basado en el color de la bebida, ya que cuando se infusiona toma un color rojo ligeramente achocolatado con matices florales y aroma levemente ahumado.

Su sabor es dulce y con una casi nula astringencia que se siente solo al final del sorbo. El nombre Keemun hace referencia a la forma en que se referían los británicos de la época colonial a esta zona de China.

Té negro Assam

Proveniente del valle de Assam al Noroeste de la India, este es uno de los tés más bebidos en toda Inglaterra e Irlanda. Con un color negruzco más intenso que otros tés negros, de textura fina y bastante astringencia.

Es una bebida con mucho carácter, cuyo aroma recuerda a frutas pasas y un toque de malta, característica que la hace idónea para mezclarla con leche, siguiendo la famosa tradición inglesa. También es perfecto con canela y un acompañante idóneo para cualquier comida.

tipos y variedades de té negro

Té negro Darjeeling

Proveniente de la ciudad india de Darjeeling. Este es un té negro muy aromático, de textura fina y cuerpo más liviano. 

Deleita con la gran dulzura que tiene y la complejidad de aromas que emana, desde un leve aroma dulce y floral acompañado de madera humedecida, terminando con un aroma más a zanahorias acarameladas.

El té Sikkim es básicamente el mismo Darjeeling, pero cuyo cultivo fue adaptado o nuevas condiciones climáticas y con la diferencia de contar con un leve sabor a uva debido a un aumento en el nivel de taninos. Esta se considera una infusión de mayor calidad que su progenitora.

Té Lapsang Souchong

Lo que caracteriza a este delicioso té proveniente de la provincia de Fujian, en China, es su famoso aroma y sabor ahumado. Cuando se procesa las hojas se tuestan por un corto tiempo y, posteriormente, se ahúman con auténtico pino chino.

El sabor malteado y ahumado de esta bebida es muy intenso, una delicia que hace este té perfecto para disfrutarlo acompañado de chocolate.

Este es un té muy popular en Rusia, prueba de esto es que lo podemos encontrar en blends muy famosos de allí, como el Russian Caravan.

¿Cómo preparar el té negro?

Muchas personas no logran apreciar el sabor de esta infusión debido a que no saben cómo preparar té de la manera correcta. El cómo hacer té lleva una preparatoria simple pero específica.

Los pasos dependen del tipo que se vaya a preparar, la cantidad de hebras a usar y también de los utensilios de los que se disponga, aunque los de cerámica son los más recomendados, tanto para la tetera como para las tazas.

La temperatura del agua es primordial cuando de cualquier infusión se trata, y en cuanto a nuestro té de hebras negras, lo ideal es una temperatura mayor de 80ºC, pero que no supere 95ºC. 

Nunca se debe dejar que el agua hierva con el té, pues solo terminaría quemándolo y la infusión quedaría amarga y desagradable. El proceso de infusión no debe pasar de 5 minutos para no sobreinfundir el producto y que el sabor quede en su punto exacto.

como preparar black tea

¿Cómo tomarlo?

Precalentar las tazas es importante si piensas servirlo caliente. Esto se hace pasando agua caliente en la taza antes de servir el té, aunque debido a la intensidad de su sabor, se puede disfrutar también frio, y es el té negro con limón la forma más popular. 

Para prepararlo frio es importante usar el doble de té a la hora de hacer la infusión, si se piensa usar hielo para así no diluir la bebida, de esta manera puedes disfrutar de un delicioso y frio té negro antes de entrenar. 

La versatilidad con la que se puede tomar es increíble, desde el clásico té negro con leche (manera muy popular de consumir té negro después de comer, sobre todo en Reino unido) hasta el sofisticado té negro con canela, bebida muy usada como afrodisiaco en la india.

Tomar té negro antes de dormir no es muy recomendable ya que sus niveles de teína lo convierten más en una bebida que despierta los sentidos.

 

Contraindicaciones del té negro

No existe ningún estudio científico hasta la fecha que concluya que esta infusión pueda ser dañina para el organismo. Sin embargo, si se sufre de alguna patología crónica de base o se tiene dudas, siempre es recomendable pedir sugerencias profesionales a un médico sobre el consumo de esta bebida.

¿El té negro tiene teína?

A menos que sea te “descafeinado”, por supuesto que sí lleva. Hay que dejar claro que teína y cafeína son exactamente la misma molécula, la única diferencia es su procedencia.

Comparándola con una taza de café, el contenido de teína/cafeína de una taza de té es bastante inferior, lo que lo hace una opción más recomendable si por alguna razón médica se recomienda disminuir el consumo de cafeína. Si hablamos solo de té, el negro, debido a su proceso de oxidación, puede poseer una cantidad levemente superior de teína en comparación con otras variedades.

¿Se puede tomar té en el embarazo?

La cafeína consumida de una forma excesiva, según la OMS, se ha relacionado con un aumento en las posibilidades de sufrir abortos involuntarios. 

Por ello, la clave es controlar la cantidad que se consume por día y aprender a elegir correctamente qué té tomar para no poner en riesgo al bebé. Los tés blancos y verdes son las mejores opciones, y si pueden ser descafeinados, mejor. 

Siempre que se trate de un consumo moderado y, a la vez, controlado por el médico, el consumo de un té relajante no debería suponer un problema durante el embarazo.